Blog

Nuestro equipo: el alma del Rolling

5
may

Para nosotros es muy importante crear un ambiente familiar en nuestra pista, esa sensación de llegar y sentirte como en casa, por ello, hoy te queremos presentar a parte de nuestro equipo Martín Bandera, nuestro director de Rolling Dance & Burger y Julio César, un monitor entrañable al que seguramente conozcas.

Ambos se enamoraron del patinaje desde que eran bastante pequeños. Martín empezó a patinar hace 15 años, nunca ha parado de aprender y disfruta como si fuera un niño conociendo a gente allá por donde va. Es su forma de sentir el día a día, constancia, superación y pasión por lo que ama, patinar. Sacrificio y horas en patines hace que Martín sea un referente a nivel madrileño y actualmente le patrocina la marca In-gravity.

Julio empezó a patinar de adolescente, lleva patinando tantos años que es su forma de vivir, una forma de vida con la que se siente libre, se siente feliz. Desde que se probó unos patines no ha podido separarse de ellos y no podrá hacerlo nunca. Las ganas de aprender y superarse es una realidad en Julio, siempre que puede afronta nuevos retos para ser mejor.

Son especialistas en patinaje extremo.  El patinaje agresivo, como también se le conoce, consiste en deslizarse sobre cualquier barandilla, bordillo o escalera, saltar todo tipo de obstáculo que encuentres en tu camino. Es una especialidad con cierto riesgo que se debe practicar con cuidado, paciencia y debidamente protegido.  Es una modalidad con la que se pueden realizar vuelos, maniobras espectaculares que requieren precisión, coordinación, técnica y fuerza. El ambiente que se crea en la calle es genial y esa adrenalina y buen clima tiene enganchados a estos locos del patinaje.

Personas cercanas, amigos de sus amigos y con una pasión común: patinar. Les gusta disfrutar de la vida, de sus amigos. Disfrutan dando clase a los niños y enseñarles todo lo que han ido aprendiendo a lo largo de los años. Inculcar esos valores y ese amor por el deporte que les ha marcado y les marcará su vida.

Martín se considera una persona sencilla, cercana y muy amigo de sus amigos. Cumplió su sueño de patinar en una skatepark cubierto de madera en la Winterclash del 2014. Una experiencia que recuerda con gran cariño ya que la anhelaba desde que era pequeño y empezó a patinar. Desde que se puso los patines por primera vez siempre está buscando nuevos retos, nuevas experiencias y hacer lo imposible por superse. Como él dice: “10 dias, 10 vidas”.

Julio es muy alegre, se considera una persona amiga de sus amigos y cuando le preguntas más por él una sonrisa se dibuja en su cara mientras se ruboriza. Una persona extrovertida, cercana y respetuosa. Le encanta conducir, le da igual que sea motos, coches, cars, etc. Si tiene motor y sobre todo ruedas, Julio quiere conducirlo y sentir la adrenalina de la velocidad. Recuerda cuando era pequeño y se quedó dormido en la cama con los patines puestos, ahí fue cuando sus padres entendieron que no era un simple deporte para él, sino una pasión que le durará toda la vida.

Lo que algo tenemos claro es que el patinaje une, el patinaje es deporte y el patinaje es una forma de vida que queremos que compartas con nosotros.

¡Compártelo!