Blog

Puro rolling con el club Zlalom de Zaragoza

31
mar

Ayer lunes, al filo de las 20:30, una marabunta de patinadores irrumpió en la pista de Rolling. Pronto empezaron a plagar el parquet de conos para desafiar a la gravedad mientras los esquivaban a una rueda, haciendo 360 y demás figuras imposibles. Fue visto y no visto. La vitalidad y destreza de los más de 40 patinadores que se dieron cita en Chamartín fue la tarjeta de visita de la escuela zaragozana Zlalom, la más importante de la capital maña.

Cada año por estas fechas, dicha agrupación deportiva organiza un viaje con todos sus patinadores. En esta ocasión tocó el Rolling Dance & Burger como uno de los puntos clave en su periplo. Los monitores, que disfrutaron también como niños, no cabían en su asombro cuando se les preguntaba acerca de las instalaciones. Los niños destilaron educación exquisita, buen rollo y, sobre todo, una técnica excelente con los patines.

Adrián Almazán, profesor de la escuela y uno de los patinadores de slalom con mejor palmarés a nivel nacional (ver aquí), puede estar orgulloso de su labor, ya que una de sus máximas es que “el mejor patinador no es el que mejor patina, sino el que más disfruta haciéndolo”. A juicio de lo que vimos ayer, desde el Rolling podemos asegurar que aquí estuvieron los  ‘mejores patinadores del mundo’.

Julia Torres también es monitora de Zlalom. Puede estar más que contenta de su labor. Profesora de la Escuela de Niños, para Julia es muy importante “aprender a jugar y jugar para aprender”. Ayer, los integrantes más jóvenes de la escuela dieron toda una lección  de cómo jugar, con respeto, máxima diversión y sin poner en peligro a otros patinadores. El perfecto ejemplo de lo que queremos que sea Rolling.

La noche transcurrió en plena armonía. También a la hora de la cena, ya que todos disfrutaron de un merecido ‘Menú Roller’ que les sirvió para reponer fuerzas. El broche de oro a la velada lo pusieron las diferentes coreografías que, a ritmo de electro latino, interpretaron los distintos grupos de patinaje que integran Zlalom. Todo un placer para el espectador y demás patinadores que se dieron cita en el Rolling.

Desde aquí solo podemos desear a Zlalom un buen viaje de vuelta a Zaragoza y un pronto regreso a nuestras instalaciones.

Atentamente,

el staff de Rolling Dance & Burger.

 

¡Compártelo!