Blog

Jabalíes sí, rollers no: así se las gastan en Madrid Río

30
jul

Han sido muchas las ocasiones en las que uno se ha lanzado a patinar por el Madrid Río. Uno de los sitios en los que mejor se puede practicar nuestro deporte favorito, pero este sitio no es nuevo para los Rollers, pues en la década de los 70 el parque de la Arganzuela era uno de los lugares de referencia de los patinadores de la capital de España, aunque su auge estuvo en los años 80.

Tras la reforma de la M-30, a primeros de 2006, y el desarrollo urbanístico, se amplió la zona de ocio y zonas verdes del Sur de la capital. El número de patinadores fue aumentando con el paso del tiempo. Sin embargo, en los puentes y pasarelas, que comunican un lado con otro, hay señales que prohíben el uso de patines, skates y bicicletas. Todo prohibido menos el paso de un animal. Han sido muchas las especulaciones que han circulado, pero la realidad sólo es una.

Desde el Rolling Dance & Burger os lo explicamos todo: la figura representada es un jabalí. La historia comienza en junio del año 2007, cuando fue visto cerca de la M-30 a la altura de la Casa de Campo. El animal había bajado desde el Monte del Pardo hasta esa zona de Madrid en busca de alimento. Pero se quedó dormido en un parque muy cerca de las inmediaciones de la Casa de Campo. Los vecinos avisaron a las fuerzas de seguridad del estado de la presencia del animal.

La Policía intentó dormir al jabalí con un dardo anestésico pero, al proceder a su inmovilización, se despertó y, finalmente,  fue abatido por los cuerpos de seguridad. Debido a esta anécdota, los arquitectos encargados de Madrid Río decidieron adoptar el jabalí como símbolo del proyecto y, por ello, podemos encontrar su cabeza a la entrada de los puentes del parque.

Hasta la fecha, el Rolling no ha tenido ningún animal en la pista, pero tampoco se le ha prohibido la entrada… ;)

¡Compártelo!